Concentración NI UN MUERTO MÁS. Cajamarca así no.

Aquí las fotos que pude tomar.

También aparecimos en Perú21.

“Hoy nos reuniremos los peruanos y peruanas que decimos no a la violencia. Nos encontramos en la Plaza San Martín.”

En Cajamarca todo anda mal, tenemos violencia, muerte, estado de emergencia, etc., etc., y etc. Aquí breve nota y video (de lo describo en las líneas que sigue), elaborado por los amigos de NúmeroZero.

A las 6:30 pm, habían pocas personas, principalmente señores de Tierra y Libertad con sus banderas verdes, y algunos estudiantes sanmarquinos. Antes de las 7 de la noche, éramos muchos, asumo más de mil, quienes reunidos deseábamos compartir un mensaje: no a la violencia en Cajamarca, ni un muerto más.

Los grupos que alcance a distinguir fueron: i) los ya mencionados simpatizantes de Tierra y Libertad, y un grueso de gente que se solidarizaba con Marco Arana y su arbitraria detención. Estos eran marcadamente señores, en su mayoría, ii) la juventud: los chicos de la Jotece (juventud de Patria Roja), los de Integración Estudiantil, mayoritariamente sanmarquinos, y los de la PUCP (dicho sea, no vi a ningún dirigente estudiantil, ni representante: ni fepuc, ni reas, ni nada, tampoco vi ningún vanguardista), y los demás, entre los que imagino debo contarme, y iii) un grupo de personas que daban vivas a Santos y que gritaban: Conga no va, etc. Eran pocos, y la gente como que se fue apartando de ellos.

Fuimos muchos. Espontáneos, jóvenes, seguros de que el destino del Perú no es este que el nacionalismo nos viene prodigando. Escoltados por la PNP, dimos la vuelta a la Plaza San Martín, la que nos quedo algo corta.

Al llegar a la altura de Piérola, por el Hotel Bolívar, quienes lideraban la primera línea de la manifestación (resulta interesante como una concentración, cuando toma movimiento, pasa a ser otra cosa, y así), decidieron avanzar rumbo a la Plaza Dos de Mayo.

De por allí vienen los problemas. La PNP se atolondra. Todo mundo corre. Corremos, corro adelante. La PNP forma una fila con sus escudos y sus macanas en ristre. Los jóvenes de la Jotace (Patria Roja) y de IE (San Marcos), intentan explicar su necesidad de seguir adelante. La masa, detrás, comienza a empujar, para abrirse paso.

Lo siguiente son macanas golpeando cuerpos, cuerpos de mujeres además, jóvenes retrocediendo, gritos, golpes, alguno también nos toca. Un elenco de de 30 agentes PNP en fila, continúan su avance. La masa avanza, rompe el cerco.

Humo, bum!, más humo. Alcance a ver tres bombas de gas lacrimógeno. Luego también tuve que dejar de registrar lo que pasaba y buscar algo de aire.

Más tarde, unos pocos se agruparían nuevamente en la Plaza San Martín, no más de 200, dirigidos por los amigos de Tierra y Dignidad (allí me enteré que así se llaman ahora). Apareció el congresista Rimarachin, no le creí mucho. Hablo la hermana de Arana, y lo hizo bastante bien.

Tres cosas quiero decir:

1. La concentración tuvo una finalidad. Pienso que se cumplió (personalmente pude encontrarme con varios compañeros de los tiempos en que hacíamos política estudiantil en la PUCP, de Vanguardia, de la FEPUC, de la CVR).

2. La reacción policial fue innecesaria e injustificada (y también desigual, yo por andar en saco y no dudar, tuve mejor suerte que otros).

3. Usar un saco y una corbata sirve de mucho a la hora de imponerse y evitar ser golpeado, detenido o que le vaya a pasar a uno cualquier cosa, por estar metido en la primera línea, haciendo fotos, etc.

Ollanta, así no. Cajamarca merece más, los peruanos merecemos más. Parece que hoy, ni un tuit de la primera dama.

nota:  “porque son perros, pues, conchatumadre. Por eso”. La infeliz frase que un quizá infeliz agente policial, no será objeto de este post. Porque es tarde, porque estoy cansado.

 He querido dejar por escrito lo que pude presenciar y registrar hoy, para que no se tergiverse.

The world after Bin Laden

Lise Cavallaro comparte vía el group [Friends_of_Bruce], administrado por el propio Ackerman, el siguiente texto, aparecido en The Washington Post, el que reproducimos aquí con el permiso del autor.

 

The world after Bin Laden

 Bruce Ackerman and Oona Hathaway

Professors of law at Yale University

 

The basis of our war in Afghanistan and elsewhere has been Congress’s decision, seven days after Sept. 11, 2001, to authorize force against those who “planned, authorized, committed, or aided the terrorist attacks” and those who harbored them. This was intended to destroy al-Qaeda and deprive it of sanctuaries in Afghanistan.

Osama bin Laden’s death puts paid to the war authorized by this resolution. Even before his death, the original rationale provided only tenuous support for military operations in Afghanistan. Indeed, CIA director Leon Panetta publicly said months ago that there were only 50 to 100 members of al Qaeda in the entire country. Would the resolution continue to apply even if only one al-Qaeda fighter remained?

The resolution also includes those who harbored the attackers. In 2001, this surely included Afghanistan’s Taliban government. But Afghanistan has a different government and constitution now. We are helping President Hamid Karzai fight a variety of insurgents, but it’s a big stretch to say they are all part of the entity that “planned, authorized, committed, or aided” the Sept. 11 attacks or harbored those who did. Is this really the basis of our continuing war in the region?

If the answer is yes, it raises a deeper question: whether we still have a constitutional system of checks and balances on big decisions over war and peace. To his credit, President Obama has not claimed, as Bush administration officials did, that the Constitution gives the president exclusive power over warmaking. He has relied on increasingly strained readings of the 2001 resolution. But with bin Laden’s death, this strategy has degenerated into sheer legal fiction. If Obama’s continuation of the war under radically changed circumstances goes unchallenged, it will transform a limited congressional mandate into a magic wand authorizing a never-ending and worldwide conflict in response to a constantly changing threat.

Now is the time for President Obama to declare victory over those responsible for the Sept. 11 attacks and return to Congress for a new resolution defining the extent and limits of our military operations as we enter a second decade in the struggle against terrorism.

Khadafy, Khadafi, Qaddafi, Muammar Abu Minyar al-Gaddafi-

Khadafy, Khadafi, Qaddafi, Muammar Abu Minyar al-Gaddafi  (1942), lleva 42 años en el poder y ha sido comparado hasta con el Che Guevara:

Almost exactly 40 years ago, the 27-year-old colonel masterminded a successful revolution that toppled King Idris. The slim young man, with a stylish taste for safari suits and shades, then sought to become the Che Guevara of the age (David Blair, Diplomatic Editor, Daily Telegraph, agosto 2009).

 

Con algunas extravagancias  (sus ‘gun girls’ por ej., o lo de la Carey o sus vestimentas) y cercano a dictaduras, quiero comentar lo que Gargarella anotaba ayer en su blog:

C.Kirchner, como S. Berlusconi, como N. Sarkozy, estuvieron durante años a los besos y abrazos con (los que hoy es imposible no reconocer como) los peores dictadores de la historia contemporánea. Sería bueno que se hagan cargo de su responsabilidad, y expliquen el por qué de estos vínculos -un insulto a cualquier compromiso decente con los derechos humanos; una falta de respeto a la humanidad, que ha ayudado a que millones de personas vivan peor. Si la respuesta es “nos relacionamos con ellos por razón de estado,” entonces es la misma que daría el nazismo, así que busquemos otra. 

 

Hoy también rebota La Nación, la cita que tuvo KFC con Khadafy, Khadafi, Qaddafi, Muammar Abu Minyar al-Gaddafi (2008), donde le dice: 

Yo y el líder de la nación libia hemos sido militantes políticos, desde muy jóvenes, hemos abrazado ideas y convicciones muy fuertes y con un sesgo fuertemente cuestionador del status quo que siempre se quiere imponer para que nada cambie y nada pueda transformarse.

 

 Acompaña Roberto otro comentario harto fuerte: “no todos los presidentes argentinos aceptaron sentarse con kadafi. algunos en cambio como carlos saul, recibieron (su) dinero”. También cubre aquello de que todo mundo desfilaba.

Remata Quintín (comentarista del blog) con:

Es como si en el mundo hubiera un club de déspotas. Para afiliarse a él no se requiera filiación política, solo la voluntad de gobernar para siempre en nombre de un pueblo al que en verdad oprimen. En el club están los socios senior, como Kadafi, Castro, Berlusconi o Kim, los junior como Putin o Chavez y los aspirantes como Cristina o Sarkoszy. Pero entre ellos se entienden.

 

Finalmente, aquí una galeria de personalidades para todos los gustos: Sarkozy, Berlusconi, Blair, Zapatero (en la Moncloa nada menos), Evo, Lula, Mandela, Obama, Putín, y siguen firmas.

 

 

 

evento discapacidad

¿Cuánto sabes sobre las personas con discapacidad en el país?, tienen empleo?, asisten a las escuelas?, a cuáles escuelas asisten, públicas, privadas?

Qué tan difícil les es movilizarse, llegar, irse de los lugares?

Los textos educativos, los programas de tv, las conversas, los incluyen?

Acceden a educación superior?, los estereotipos los lastiman?, te hace gracia un seseo, una cojera?

Crees que las personas con sindrome de down deberían de votar?, deberían “de reproducirse”?

El Estado debería de invertir en infraestructura accesible?, y los privados?

En fin.

Aquí debería de haber un post de un amigo, pero el texto no llego y yo no quiero dejar pasar la oportunidad de invitarlos a asistir y participar del evento de abajo.

Hoy ME-O en Lima

Ha pasado buen tiempo desde que nos encontramos con MEO. Él perdió las elecciones, yo egresé de la Facultad; él fundó el PRO, nosotros venimos trabajando en la fundación de la FGB. Y la vida continua…

MEO esta en Lima, desde la madrugada del miércoles y se va, mañana muy temprano. Hoy estará en el Miraflores Park Hotel, a las 7pm, dando una importante conferencia.
Antes, lo entrevistaremos para la posteridad.

Me entusiasma todo esto, y agradezco al equipo que me acompaña en la aventura: Julián Estrada (cámara y fotos), Lauro Minaya del equipo de NZ (cámara), y Oscar Miguel Escalante (esquema y demás).
Voy seguro que esto será un éxito.

Abajo, comparto un post de cuando MEO ganó las elecciones (diciembre 2009)-

ganó Marco Enríquez-Ominami.

Chile.

Hijo del mítico Miguel Enríquez, hijo también del ministro de Economía más joven y actual Senador, Carlos Ominami; Marco Enríquez-Ominami Gumucio intenta representar la esperanza de un Chile, nuevo, conciliador y capaz de procesar su pasado.

MEO como la prensa lo nomina, proviene de las filas del Partido Socialista, integrante de la Concertación. Renunció al Partido Sociales y su discurso se enfoca en mostrar las inconsistencias de estos 20 años de concertación: “las condiciones bajo las cuales los chilenos confiamos en la Concertación hace mucho que cambiaron”, nos dice también que la Concertación no ha sabido honrar en las veces que ha tenido y retenido el poder, los compromisos con los que conquisto al electorado.

MEO es también diputado, filósofo de formación, realizador audiovisual de profesión, ha sido productor, voz y actor del documental: “los héroes están fatigados”, hecho en la onda Michael Moore, MEO va y pregunta si la muerte de su padre tuvo o tiene algún sentido, y naturalmente se lo pregunta a quienes estuvieron allí y siguen acá, aunque ahora, con un discurso bastante diferente, un discurso que es, en muchas veces, la negación de lo que antes los comprometía con el MIR de Enríquez padre.

Pero MEO no solo es una persona de medios, por profesión y por su esposa. MEO no intenta copiar a nadie, MEO se reinventa y con su equipo sale en youtube donde explica públicamente las razones que lo llevan a postular, las que lo llevan a renunciar al PS, y sale y llama a los chilenos que se registran en las notarias para poder votar, y les agradece y los invita a invitar a otros a hacer lo mismo, les facilita su e-mail, los escucha, etc. Dice que cada día hará lo mismo, con la mayor cantidad de chilenos posibles.

MEO escribe allá por 2004, un libro a cuatro manos, pues es una co-autoría con su padre nuevo, el ya citado senador Carlos Ominami: es una conversación bellamente prologada por su primo, Rafael Gumucio, de la ya me he ocupado antes.

En suma, tenemos esperanza en MEO, quien ha sido capaz de despertar a una generación de chilenos, convocarlos a la política, cuestionar el esquema de la Concertación-Coalición, y sacar a la luz las intensas rupturas que la política chilena y sus representantes se esforzado en acometer. Hoy, Piñera (44%) se va a la segunda vuelta con Frei (29%), –según los resultados oficiales al 96% de la Subsecretaría del Interior-, MEO ha logrado convocar a más del 20% de chilenos y desde estatribuna, le deseamos éxito para el 2014.

Aguante MEO, keep going.

ps.- sigue en vivo a MEO.