Breve explicación al tema de la Feria del Fondo (o haga negocio con Cuco!)

dame-cultura.jpg

Vamos a organizarnos, pues ayer escribí un post sobre la FERIA DEL FONDO, mientras estudiaba para un examen de Compe´1, con Haro y Luque, 7:30am, que jamás llegó.

Ahora si, aclaremos algunas cosas:

1.- La Feria del Fondo, la organiza el FONDO EDITORIAL PUCP.

2.- La verdad de la milanesa es que: para participar de la Feria tienes que dejar el 20% de tus ganancias como librería/editorial a la Feria.

3.- Ese 20% supuestamente justifica los gastos de luz, agua, desagüe, speedy, direct tv, fax, vodafone, servicios médicos y supongo que también el uso del gimnasio; así como un seguro en caso de matar un venado.

4.- Sí, ese 20% es arbitrario. En todo caso, nadie JAMÁS ha visto una nota en la web, en el punto edu, o en algún sitio “institucional” que diga: el 20% se distribuye así, va a tal y cual lugar, cubre tales y cuales gastos.

5.- Las librerías/editoriales que son “moscas” dan cuenta entonces de un fenómeno que se asemeja -a partir de lo explicitado hoy por mi profesor Miguel Angel Luque (quien enseña Compe’ 1 con Haro y fuma cigarrillos cubanos y además escucha a Frank Delgado)- a una suerte de”colusión tácita“.

6.- En resumidas cuentas, ocurre que el 90% de los participantes en la Feria del Fondo, simple y sencillamente: nos trasladan los costos, osease, los externalizan.

7.- Nosotros asumimos dicho muerto, que se disipa a su vez con el señor “crédito”, eso es cuando cargas tu libro a la boleta o planilla, según sea el caso.

8.- Entonces, tenemos el siguiente escenario: vendedores de las librerías y de las editoriales que te ofrecen los libros “a precio de catálogo”, léase con sobre costo, como todos sabemos o al menos sospechamos.

El problema es que este escenario no es natural sino inducido o fabricado. Me explico, no es que el vendedor quiera cobrarte más, pues él sabe que el libro “X” afuera esta por lo menos 20% menos, con lo cual se arriesga sencillamente a que -como esta sucediendo, según comentarios al post anterior– no se concrete la venta.

Sucede entonces que, el vendedor se ve obligado, pues el asume un costo: el 20% de sus ventas, a incrementar el precio de venta, para no asumir dicho costo. En ese sentido, si un libro vendido por ese mismo vendedor fuera, léase en su libería, vale “Z” soles, en la fabulosa Feria del Fondo valdrá “Z+20%” soles.

Sumado a ello, tenemos que el espacio para el sabroso “regateo” se esfuma, pues los vendedores tienen una clara limitación, sumado a ello, tienen también la seguridad de un público cautivo de más de 18 mil estudiantes, quienes sí o sí algo compraran.

9.-Entonces, me quedo con la sensación de que nos ven la cara. Tanto más cuando, los vendedores, nos dicen que vayamos a “la librería” -léase el local- para que nos hagan el descuento respectivo, pues, los vendedores nos dicen, nuevamente: “la PUCP se come el 20% de las ventas”. Para ellos, los vendedores, el negocio esta entonces, no tanto en la venta por la venta, sino en la generación de clientela y en el movimento de sus activos.

10.-La Feria pierde entonces su sentido, pues ya no nos acerca a comprar libros que, insertos en un esquema de feria de libro universitario, donde debieran competir en las librerías, generando mejores precios para los estudiantes. En todo caso, la Feria nos acerca a las librerías y nos fuerza, al menos a mí, a tener que tomar nota de “en cual librería esta cual libro”, con la idea de posteriormente ir a buscarlo en dicha librería para así obtener un mejor precio. Con lo cual: se ha perdido una función principal: la eficiencia social, que la competencia en un escenario de Feria debiera configurar.

11.-Finalmente, de los comentarios recibidos al post anterior, debo decir que puedo dar cuenta de dos hechos, agradezco a Jorge y a El rey abeja por ello. El primero de ellos, es que en efecto lo que ocurre sencillamente es que alejan a los estudiantes de la cultura: de los textos que se requieren para la formación académica y de los textos que se requieren para formarse una cultura y tener “contexto”. Quienes no podemos internalizar el sobre costo que se introduce en los precios de los libros, en virtud al 20% que les cobra la PUCP, debemos conformarnos con la Biblioteca, con el Banco del Libro (ignoró hace cuando que no actualiza sus textos), con Quilca y con Amazonas (en estos dos últimos lugares no siempre se puede encontrar lo que se busca, sino les invito a buscar textos de filosofía del derecho, de la editorial GEDISA, seria CLA-DE-MA).

Para que se entiende, pondré aquí un ejemplo concreto:

Textos como los de GEDISA que en la tienda valen S/. 90, podrían costar en la feria 20% menos. Pero como se les cobra dicho 20% para poder obtener un stand en la Feria del Fondo, entonces nos ponen dicho texto de GEDISA a S/.100. En el mejor de los escenarios, uno puede lograr, elúltimo día de la Feria,y cuando ya estan empacanado, y claro esta “plata en mano” que le vendan dicho libro a S/.95, ya S/. 93; y si es tu lucky day, quizá y sólo quizá, logres llevartelo a S/. 90… pero esto, es sumamente IMPROBABLE!

Aquí dos cosas: puede que te sientas satisfecho, pues compraste lo que querías a un precio menor!, pagaste S/. 93 o S/. 90 por un texto que valía S/. 100. Pero “I got news for you…” el precio siempre-siempre-siempre fue de S/.90. Claro, si ignoras este pequeño detalle: que te robaron, pues sin duda seguirás feliz detu vida, presumiendo de tu buena compra: a mí me paso una vez, hasta que un amigo me dijo “bah! ese libro lo venden en Crisol a “-15 soles” de lo que has pagado, cojudo!“.

Lo otro que puede ocurrir, como me comento Jesús Hidalgo y como dijo también Oscar Súmar, es que uno sea plenamente consciente de lo que ocurre y que este dispuesto a pagar un plus, por… por ejemplo, la comodidad de comprar en el campus, por no tener que gastar pasajes, por poder cargar el costo a la boleta… Sin embargo…y he aquí mi inquietud, entonces: que diferencia a la Feria del Fondo, de cualquier Feria que sólo busca gestar un espacio de intercambio económico. Me explicó, hay alguna diferencia entre nuestra Feria del Fondo y una Feria de Libros cualquiera?, debiera haber alguna distinción…o somos tan consumidores como cualquier peatón, y que se haga en el campus no comporta finalmente más nada que el simple conglomerado de librerías limeñas.

Si es así, y este es el segundo hecho, como usuario, que no como miembro de la Comunidad Universitaria: hoy por significa absolutamente nada!, quisiera exijir que, por Dios Santo!, alguien de encargue de supervisar que ingresen nuevos títulos a la Feria, de traer librerías foráneas, de organizar eventos culturales, no lo sé… de que nuestra Feria del Fondo, sea verdaderamente un Feria del Libro PUCP (en mi opinión es como se debe llamar) y no un mercadillo de la baja edad media con sistema VISA ELECTRON y 20% de sobrecargo.

Concluyo diciendo que en verdad, para quienes tenemos cierto cariño y respeto por nuestra casa de estudios, es imperativo levantar la voz y expresar nuestra crítica constructiva, en el marco de la democracia institucional que publicita o ofrece, a diestra y siniestra, nuestra querida PUCP, aderezado ello,. además, del ingrediente clave: su humanismo.

Espero que este pequño texto, tenga algún entre los estudiantes, más allá de los colores que vistamos o los sabores que nos guste de postre. Mientras sigamos obtusos en el silencio nada cambiará, en la medida que empecemos a siquiera formular las preguntas… quizá y solo quizá algo pase…

El asunto esta en nuestras manos, y en las de nadie más, tal cual, aprovecho para contarles, se encuentra en nuestras manos, la de los estudiantes del país… el futuro del mismo… Ojalá, llegado el momento, estemos a la altura…

NOTA: de un mail cursado por el profesor Luque, caigo en la cuenta que cuando estuvimos en la FEPUC los libreros de viejo de Carlos Prince, ellos asumían sus toldos y demás. Léase que armar la feria de libro de viejo no nos costaba casi ni un sol!

De otro lado, infinidad de veces, el ingeniero Carlos Sotomayor o el padre Rómulo Franco, nos apoyaron con los toldos, mesas, sillas, luz, cableado, punto de luz, etc. Cierto es que alguna vez tuvimos que pagar como Federación, pero… en buena cuenta, no era una suma que equiparable a lo que debe significar económicamente el 20% de las ventas de una Feria para más de 18 mil conciudadanos miembros de la Comunidad Universitaria. Un argumento más para darnos cuenta que en efecto, como diría Chabelos: “creo que me la estan metiendo!”

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios

3 comentarios en “Breve explicación al tema de la Feria del Fondo (o haga negocio con Cuco!)

  1. totalmente de acuerdo con tu opinión respecto a al feria del libro. Que nos diferencia ahora de cualqueir feria del libro?, que auqneu sea en esas viene alguien a dar charlas, y en la universidad, supuestamente, más influyente e importante del peru (je, se me salió el espiritu pucp) no vienen a hablar ni sus importanets ex alumnos, destacados profesores y tantas otras cosas que parece que fueron solo propaganda. Como te comentaba, mi irritación llegó a su límite cuando pregunte por la obra poética de juan gonzalo rose (yo todo emocionado, y muy inocente, tragandome el cuentaso de cargo a la boleta sin intereses) y ninguna librería supo darme información. Uno me dijo que pregunte en santillana (y claro, en la feria no estaba santillana), otro me dijo que buscara a alguna librería que editara libros del INC y uno que otro tarúpido lanzó la terrible pregunta: ¿Quién es ese?
    Francamente, si la universidad grita a los cuatro vientos su formación humanística y superioridad intelectual deberían demostrarlo trayendo librerias con un poco más de bagaje cultural y no solo bestsellers (o como se les conoce mejor: los libros-caga-sesos)
    una opinión humilde de alguien que entróa esta universidad y a los dos días ya sentía el orgullo de ser un alumno más de la PUCP, no matemos el sentimeinto a los nuevos cachimbos e intetemos reaniamr el espíritu de los viejos…

  2. Mi estimado amigo Martín hace bien en traer estas cosas a colación, sin embargo, en este caso, discrepamos de sus conclusiones.

    En el punto 3 del comienzo de su artículo menciona los costos de la feria que debería llevar al aumento del 20% y con cachita menciona algunos, pero se olvida del mayor y más obvio de todos, el crédito que da la universidad para la compra de los libros y que merecen unos intereses. Además de los costos administrativos de las cobranzas que no van a cargo de las librerías, sino de la universidad. No sé exactamente si esto justifica el 20%, sumado a los otros costos que sí menciona; y, en todo caso, sí creo que debería haber más transparencia respecto a estos, para que no se especule. Sin embargo, ese era un costo tan obvio y quizá el mayor asumido por la universidad respecto a esto, que es un error no mencionarlo.

    Saludos y que siga la lucha!

    Oscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s