notas de la semana y un conversatorio

El futuro se muestra ilusorio.

Es viernes, tengo demasiados pendientes como para que el fin de semana me cubra con sus horas.

Tengo también algunas cosas que contar:

El martes estuve en un evento nominado: “Conversatorio sobre exámenes de grado y sustentaciones de tesis en la PUCP”, organizado por Ius et Veritas.

Luego de mi clase de Historia de la Jurisdicción, con el profesor Carlos Ramos (mantengo y me reafirmo en mi opinión sobre este hombre), cruzo el campus de la Universidad verticalmente y arribo al salón del pabellón de Humanidades, donde se lleva a cabo el mencionado conversatorio. Llego tarde.

Salón lleno, más de sesenta alumnos adentro. Los ponentes hacen una buena labor, aunque sin duda sus exposiciones tienen falencias, cosas que no nos están contando. Noto una crítica a los estudiantes y a la forma en que uno se presenta al grado, etc. No veo por ningún lado una crítica sesuda a las cosas que pasan en la facultad y que nos afectan directamente y que terminan generando un escenario como el del 2007, en el cual nuestra Facultad de Derecho (la primera del país en palabras de don Jorge Avendaño), tuvo 20 tesistas versus 269 alumnos que optaron por sustentar expedientes. Nadie dijo, quizá el profesor Gonzales (llegue tarde y me perdí su ponencia) porqué era posible tener 13 tesis sobresalientes (de las 20 acotadas) frente a 7 expedientes sobresalientes de 269 presentados, y de cara a los 52 desaprobados, en la mejor Facultad de Derecho del país. No se dice nada tampoco del tremendo tinglado que significa matricularse en un “curso de titulación”, espacio pseudo académico que no otorga mención y que en el 2007 tuvo solo 52 titulados de los 73 que albergaban dicha pretensión: 21 no se titularon.

____________________________________________________________

Considero que la Facultad debiera asumir cierta responsabilidad pues creo que la idea del examen de grado es demostrar que se nos ha formado bien y que estamos en aptitud de ser llamados abogados. Si un estudiante que concluye sus estudios no está en posibilidad de graduarse… algo de lo que le prometieron (educación) no le ha sido dado, sin duda. Es mi parecer que le han estafado, pues dicho alumno no debió llegar a ese punto, sino salir del camino antes. Sucede entonces que cualquiera puede presentarse a un grado (a veces e incluso, pasar… y lucrar con el bien más preciado de la sociedad: la justicia).

aprobados y jalados titulados PUCP derecho 2007

Creo que dentro de las principales deficiencias que se reflejan en los grados y en el alto número de desaprobados, actúan como elementos: la formación formalista y codigüera que se nos brinda, la escaza o nula reflexión sobre los temas que se nos enseñan, así como la falta de preparación de nuestros docentes, ojo, no digo que sean malos, digo que no se preparan (aunque hay para todos los gustos en esta viña del Señor). También influye la ausencia de una seria actualización, he notado profesores que enseñan a partir de apuntes amarillos y desvencijados por el paso del tiempo y el sol, eso a mí me dice que ese profesor hace buena cantidad de años que no lee!

Las causas de que los estudiantes demoren en obtener el título son muchas. Opino que no es del todo responsabilidad de estos, sino en primer orden de la formación que recibimos, de nuestros docentes y autoridades. Opino que si es responsabilidad nuestra, de los estudiantes, en la medida que no tenemos el coraje suficiente para tachar profesores, denunciar sus inconductas y dar cuenta de su falta de manejo de temas. Preguntan en clase si se entendió algo de lo que dijeron y pese a que es claro que nadie entendió nada, y que ni el docente tiene claro que quiso explicar en esa clase se prosigue como si cual fuera la cosa…

En fin, este post ya empieza a pecar de largo, no ha sido mi idea aburrir a quien tiene en suerte leerme.

Termino este post que pretendía ser un recuento de la semana, mencionando algunos hechos: el miércoles tuvimos una reunión para conocer a nuevos aspirantes a la agrupación (cosa que ellos no sabían y que parece que no estaba muy clara). Luego de más de una hora de conversa, aunque confieso que –una vez más- me hice con el monopolio de la palabra pude dar cuenta de varias cosas: la primera de ella que el grupo humano que conforma VANGUARDIA universitaria en la actualidad es sumamente valioso y de lujo, y que los muchachos que estuvieron presentes dicho día son tipos fuera de serie: Diego, Dante y Joel. Les menciono pues me alegra mucho que el destino y el azar confabulen para prodigar personas de notable talento al grupo que cada vez crece un poco más.

Esta semana ha sido agotadora, y pese a todo seguimos aquí. Este post es uno más de esos desordenados que escribo, solo porque sí y para sacarme cosas de encima.

Espero poder escribir en breve sobre las próximas elecciones a la REA, sobre las cosas que suceden en la primera facultad de derecho y en fin… mil y tres cosas más.

Aquí corto y termino.

Martín Soto Florián

NOTA: los cuadros fueron elaborados (sobre la base de la información obtenida de la facultad), para la exposición del profesor Gorki Gonzales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s