Los que estan salvando al mundo.

Reviso, mal y tarde como hago todo en esta vida (o casi) el blog de Roberto Gargarella.

Veo una nota que me toca por su sencillez. Reviso los comentarios y encuentro un texto del gran Borges, que transcribo a continuación.

Antes, espabilo y digo:

Ha sido una semana dura, un mes duro, un semestre jodido. He tenido peores.

Esta semana cierro muchas cosas, me toca ser el vigilante nocturno: everything is gonna be alright!

La semana ameneza: mañana tenemos trabajo de grupo (nos toca ser arbitros) para cerrar el seminario de civil y procesal civil con la magistral Cecilia O´neill (un curso altamente recomendable pero en el que hay que estar a la altura o no estar). El lunes, tenemos final de Derecho Procesal Constitucional, con el gran Samuel Abad: el curso lo ha valido. Martes, toca el seminario con O´neill y exponer el laudo en clase. Miercoles, final objetivo de sabrá Dios cuantas preguntas con don rogelio Llerena.

Luego de esto, hacemos maletas y partimos en el primer vuelo del viernes a Arequipa, a participar del I Encuentro Nacional de Clínicas Juridicas. Regresamos el domingo, y ponemos manos a la obra para los trabajos de metodología (algo así como seminario de tesis) y para el taller de Argumentación Jurídica y Raznoamiento Judicial, que dictó el profesor Rafael Escudero alday, de la Carlos III de España.

Aquí quiero mencionar que ayer, terminamos con los Seminario de: Teoría General del Derecho, con Eduardo Hernando Nieto: fue un placer y el grupo que se formo fue bastante sólido y bueno; y termino también el Seminario de Constitucional, con el doctor Ernesto blume Fortini (esperamos buenas notas en ambos seminarios, en el último algunos puntos más, dicho sea).

Y eso ha sido todo. Y eso es todo lo que resta para terminar el año académico.

Ahora dejo a los justos, de Borges; y me voy pensando en aquellos que salvarán al mundo (en serio). Estoy llegando tarde, dicho sea a la despedida de mi hermano Kenny, quien parte en breve a los States, y quien merece no uno sino varios aplausos! (porqué tenemos que ir tan lejos para estar acá!)

LOS JUSTOS

Un hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
El tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s