90 años de qué!?

“Las ventajas y el ocio de que disfrutan los caballeros no se les otorga en beneficio propio, sino también en beneficio de la comunidad”  Blackstone, Oxford, 1753

 

 

Derecho, 90 años
Derecho, 90 años

 

Hace 90 años el sueño de alguien noble y comprometido con las cosas dio inicio. Hoy tenemos a la primera Facultad de Derecho del país. Somos felices, Bienvenidos todos.

He seguido con entusiasmo la historia de nuestra Universidad, y con especial atención la de nuestra Facultad, hoy de aniversario. Hemos visto como todo es felicidad y frotaciones de espaldas, palmaditas cómplices y sonrisas, en efecto hay mucho que celebrar y sería tonto no pretender hacerlo como corresponde.

 

La Facultad ha estado dirigida por grandes hombres, y a su frente han estado la intelligentsia jurídica y académica del país, quienes, dicho sea y espero no lo olvidemos, salieron precisamente de estas mismas aulas. Me ha brindado grandes amigos y maestros, fundamentales en mi proceso formativo, le estoy agradecido, les estoy agradecido.

La Facultad le ha aportado al país grandes hombres, sin duda ninguna; también le ha aportado tinterillos, fariseos y mercaderes disfrazados de abogados, de académicos, de juristas. Muchos de ellos catedráticos de larga data, otros personajes siempre vinculados a la Universidad, algunos incluso financistas de nuestras aulas, otros homenajeados de nuestras autoridades. La Facultad, sus autoridades, nuestros profesores y nosotros los alumnos no hemos tenido el valor de señalarlos, de sentar posición: todos hemos decidido mirar hacia otro lado, sin deberla, ni temerla. Hemos tenido temor de llamar a las cosas por su nombre, una vez más “unanimidad en el error”.

Quizá mi comentario este fuera de lugar, quizá no sea yo el más autorizado a concitar la atención sobre estos temas, quizá no tenga el derecho suficiente de predicar lo que no conozco, de alzar la voz y reclamar que se mencione también a quienes vendieron la patria, a quienes desmantelaron el Estado, a quienes como dice Galeano, vendieron las joyas de abuela y en algunos casos, a la abuela también.

 

En la presentación de la revista oficial de nuestra Facultad, Derecho PUC, fundada en 1944, tuve ocasión de presentar a la mesa, recuerdo haberlo hecho de esta forma, al introducir a un gran maestro e insignia de nuestro claustro:

 En la década de los 70’s, un joven profesor de aquel entonces, y joven profesor hoy en día, clausuraba la II Conferencia sobre la enseñanza del Derecho y el desarrollo, fijando el rumbo y devenir de nuestra Facultad de Derecho: “debemos hacer del Derecho una herramienta para el cambio social, en la medida que no hagamos eso, estaremos haciendo cualquier cosa… menos Derecho”.

 

El catedrático de quien hablaba, en aquel entonces, [1] no sólo estaba al frente del nuestra Facultad en su calidad de Decano, puesto que ha ocupado en repetidas ocasiones, siendo además el único Pro Rector que ha tenido nuestra Universidad, sino que lideraba genuinamente un movimiento de reforma que buscaba revisar la enseñanza del Derecho desde sus cimientos, convocando autoridades, profesores, estudiantes y trabajadores en su gran gesta que era la gesta de todos: hacer del derecho una herramienta para el cambio y la transformación.[2] Esa fue pues la impronta de nuestra Facultad durante aquellos años…

 

Si bien es cierto, dicho esfuerzo no se ha repetido con la fuerza e intensidad de aquel entonces, ha sido siempre una ilusión: para algunos quizá no sea más que eso: una añoranza. Personalmente creo que significa ejemplo, compromiso, posibilidad, esperanza. Ya se hizo antes, hagámoslo ahora… hagámoslo de una forma novedosa y creativa, crítica de su historia y sus errores, celebrante de sus aciertos y progresos, inclusiva en todos sus estamentos de todos sus posibles actores, sin ambages, y por sobre todo propositiva…

 

 

 

 

 Referencias Bibliográficas.-

Avendaño, Jorge. Discurso pronunciado por el doctor Jorge Avendaño V. En: II Conferencia sobre la enseñanza del Derecho y el desarrollo, realizada en Lima, del 10 al 13 de enero de 1973. Pontificia Universidad Católica del Perú, Departamento académico de Derecho, 1973.

De Trazegnies, Fernando, Avendaño, Jorge y Zolezzi, Lorenzo. «Nuestra Reforma de la Enseñanza del Derecho». En: Derecho PUC, revista de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Lima, 1971, edición número 29, p. 132.

Gonzales Mantilla Gorki. La enseñanza del Derecho en el Perú: cambios, resistencias y continuidades. En: revista de la facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Derecho PUC, edición número 56, Lima: Fondo Editorial Pontificia Universidad Católica del Perú, 2003, pp. 94-895.

Hampe Martinez, Teodoro. Historia de la Universidad Católica del Perú Lima: Fondo editorial de la Universidad Católica del Perú, 1989.

 


[1] Discurso pronunciado por el doctor Jorge Avendaño V. En: II Conferencia sobre la enseñanza del Derecho y el desarrollo, realizada en Lima, del 10 al 13 de enero de 1973. Pontificia Universidad Católica del Perú, Departamento académico de Derecho, 1973, p. 17.

[2] Ya en 1973, advertía don Jorge Avendaño el principal problema que suscita la pretensión de una reforma en la enseñanza: “Hemos ido viendo con el correr del tiempo que la reforma debe ser mucho más profunda que como se la concibió inicialmente. La sola modernización de métodos, la eventual elevación del nivel científico y el aumento y complejidad de especialidades, no son en verdad cambios radicales sino el encubrimiento de la estructura tradicional, con el agravante de que seducen al incauto por la apariencia de cambio”. Similar advertencia sería contemplada en años recientes por los profesores: Luis Pásara, en La enseñanza del Derecho en el Perú: su impacto sobre la administración de justicia (agosto 2004); y Gorki Gonzales Mantilla, en la enseñanza del Derecho en el Perú: cambios, resistencias y continuidades (febrero 2003).

Anuncios

7 comentarios en “90 años de qué!?

  1. Te felicito por el texto, es importante celebrar y tambien reflexionar, como bien dices.
    animo.

  2. Tanta bulla, pero y donde estan todos esos?
    a donde los vamos a ir buscar si no sabemos quienes son.

    ejemplos sobran, no solo de egresados, sino de personas que trabajan en la pucp y son como heroes de dicha universidad.

  3. Se averiguó y lo dijo del dr. Avendaño eh!

    Wisconsin Boys, otra cosa ellos !

    Hoy lei en el Punto Edu ( página del medio) que esto es es sólo el comienzo que se vienen eventos jurídicos todo el año..¿?

    Sería importante que se diga cuales serán no?

    Bue post diablo!

  4. A ver:
    Siempre he sido partidario que cualquier efemérides no se pierda sólo en
    la algarabía. Siempre es necesario tener un balance y reflexión.
    El post es duro, pero oportuno. Quizá hubiera sido mejor aún que
    hubieses identificado a alguno “de los tinterillos, fariseos y
    mercaderes disfrazados de abogados (…)”. No siempre hablar en genérico
    ayuda a la reflexión que se intenta. Aunque claro, no siendo yo parte de
    Derecho-PUCP, no lo vea tan claro como sí los que integran este espacio.

    C.

  5. Una Facultad de Derecho paupérrima como la de la PUCP, no debería existir, pues pone en riesgo nuestro proyecto como país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s