Onua y la Charanga Habanera

No suelo salir mucho, no al menos a discotecas. Así que lo de ayer fue una excepción.

Sabía que Michael Maza no estaría, lo cual me bajaba las ganas de ir.

De cualquier forma, ya había dicho que sí.

El lugar era la discoteca Onua (de San Borja). Llegamos poco antes de las 9pm, compramos unas cervezas por allí, nos encontramos con Bocha y Evelyn, su novia, con quienes no nos veíamos desde la Facultad de Derecho (es una alegría verlos juntos!).

Se inicio la cola, para obtener las entradas y otra para le ingreso de quienes ya las tenían. La Charanga Habanera prometía.

Estuvimos haciendo cola por aproximadamente 40 minutos. Mierda, me dije. Adentro, nada del otro mundo. El servicio pésimo.

Compramos algunas cervezas y cigarrillos, y nos alistamos para ver el concierto por el que habíamos pagado. Para no hacerla larga, el concierto empezó a las 02:13 horas de la madrugada y culminó a las 2:54 am.

En el ínterin: de 10pm a 2am:  4 horas!!!!!, la gente no tomaba conciencia de qué coño hacía allí, además de consumir de forma obligada y de bailar de manera errática (en especial las dos chicas detrás mío, de entre 40 y 50 años, que bailaban que daba miedo, osease, miedo de verdad, la pucha!). A nadie parecía importarle ya la Charanga, y yo, como el presidente García, comenzaba a sentirme ligeramente burlado!

La Charanga llegó, hizo dos tres cosas, canto 4 canciones y se fue. Así, sin asco.

Jamás volveré a esa discoteca de porquería, y menos aún a uno de conciertos, salvo que sean ellos quienes traigan a Charly García o al Otro yo, lo cual es harto improbable.

Ahora, repaso la publicidad que la fantástica Onuba puso on line y veo la facilidad con la que se mofan de nosotros, los consumidores. Leo: TODOS SUS ÉXITOS (?), tocaron por menos de 40 minutos!!!!

Casi olvido, el audio pésimo, la calidad del sonido, lamentable, en fin. Es bueno que haya terminado. Es bueno que los arrugadores de mis amigos: Cachete y La Mona, no hayan ido; y que Mili no nos haya puesto en lista, pues sino, no hubiese tenido autoridad para reclamar.

Finalmente, desde la comodidad de esta silla maltrecha, saludo a  Julius, Chef de La Red,  quien pese a que llegamos a casa a las 4am, se ido con dignidad y pundonor al laburo a las 7 de la mañana.

Anuncios

Un comentario en “Onua y la Charanga Habanera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s