unidad.

Pensaba ahora poner unas líneas sobre “Las democracias latinas de américa” -obra escrita en francés  allá por los albores del 900-; muy en concreto sobre la idea de unidad que expone don Francisco García Calderón, peruano de permanente importancia, según prologa don Luis Alberto Sánchez.

 

Considero importante volver a los orígenes, poner oídos y entendimiento a quienes estuvieron en los inicios de la patria y despues, poniendo punche, aliento, sangre, lágrimas y también alegría a la labor entusiasta y constante de construir país.

Francisco García Calderón presenta ideas con mucha vigencia, también se empeña en decir cosas que quizá entonces sonaron posibles y hoy aparecen como necedades. Tiene el ánimo de sacrificar una falsa “autonomía patriotera” a cambio de lograr la paz y el desarrollo que la moral latina merece. Expone razones que van de la geopolítica al comercio, pasando por la raza, el idioma y la ya dicha moral latina.

Resume así la “historia monotona de América”, y también de la patria:

sucesión de períodos militares y de períodos industriales, de revueltas y de dictaduras, perpetuas promesas de restauración política, tiranía de aventureros ignorantes y legislación complicada y engañosa.

Frente a eso y frente a todo reclamaba unidad. Aquella unidad posible.

En América y sólo en América, el problema político es relativamente sencillo. La unidad es a la vez una tradición y una necesidad presente, y , a pesar de ello, la desunión entre las democracias latinas se perpetúa.

Páginas más adelante, nos dirá sin ambages:

América Latina no puede continuar dividida mientras sus enemigos construyen vastas federaciones, inmensos imperios. Sea en nombre de la raza, de los intereses comerciales, de la utilidad común o de su independencia verdadera, las democracias americanas deben agruparse en tres o cuatro Estados poderosos. El Nuevo Mundo latino es el único que resiste…

 

Sin duda, el liberalismo de Francisco García Calderón es conservador en muchos puntos, sin embargo, es un deber volver a sus textos, aquellos que fueron fuente para las obras de Jósé Carlos Mariategui y Víctor Raul Haya de la Torre, aquella que fueron el magma de los escritos de Víctor Andrés Belaunde y de José de la Riva Agüero.

Debemos leerle y sacar en limpio lo mejor y sólo lo mejor de su pensamiento y sus aseveraciones…

Anuncios

3 comentarios en “unidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s