formación-

La otra vez, en el CIUP, nos decía don Felipe Portocarrero, a la sazón rector de la Universidad del Pacífico (UP), que debemos de formar líderes responsables para el mundo, que esa era la frase emblema, la nueva insignia de la UP y que señalaba el camino a seguir.

Don Felipe nos hablaba de educar y formar a una elite, entendiendo por ello, líderes en el sentido más noble del término, gente con imaginación, con capacidad de soñar y con capacidad de indignarse y transformar las cosas.

Hace unos días también, Edward Dyer, insistía con que lea algo y afirmaba que ese era el camino: Michel Onfray, su apuesta por el imperativo categórico hedonista (Chamfort): “Goza y haz gozar, sin hacer daño ni a ti ni a nadie, he aquí toda moral”, y la idea de una pedagogía tan libre como libertaria.

Onfray ha renunciado a la docencia en un instituto de enseñanza secundaria en Francia y ha creado junto a otros profesores de filosofía una Universidad Popular en Caen: el acceso a dicha Universidad es gratuito, las clases se imparten sin exámenes ni titulaciones, y ha tenido gran y buena acogida.

“Siguiendo el principio de la Universidad Popular creada en el siglo XIX en tiempos del affaire Dreyfus, efectivamente he creado una clase libre donde se conserva lo mejor de la universidad (la calidad de los contenidos transmitidos) y donde nos desembarazamos de lo peor (la inclusión del saber en la reproducción del sistema social, los títulos oficiales para entrar y los que se otorgan para salir). Igualmente se conserva lo mejor de las tertulias filosóficas de café (la palabra y el compromiso libres) y se evita lo menos bueno (el happening generalizado, el imperio de la charlatanería, la improvisación).”

 

Como nota al pie: sólo a las clases de Onfray, asisten todas las semanas 350 personas, sus clases se retransmiten en simultaneo al restaurante del museo de Bellas Artes de Caen (que es donde dicta los martes).

Cierro con una idea a la que nos acercamos con mayor ánimo cada vez: la necesidad de embarcarnos en una empresa de largo aliento que forme líderes para los escenarios que aun no existen, que comprenda las formas en que se produce y se consume la cultura, la política, la historia y sus procesos. Espacios desde los cuales afrontar el desafío que la democracia representa. Digo esto y pienso: Bicentenario

Anuncios

Un comentario en “formación-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s