el anticristo

41

Y a partir de ese instante surgió un problema absurdo, “¡cómo pudo Dios permitir eso!” La trastornada razón de la pequeña comunidad encontró a esto una respuesta realmente espantosa y absurda: dios entregó a su Hijo para remisión de los pecados, como víctima

p. 72, en la edición de Alianza Editorial-

Es una semana difícil, se vienen otras: entregar el plan de tesis, armar un workshop, presentar avances del informe, enviar trabajo, corregir trabajos, corregir exámenes,  rendir cuentas, pagar cuentas, volcar información, continuar leyendo (para la tesis, para el informe y para la vida), armar proyectos y seguir armándolos, y ello sin dejar lo que ya se hace…

No esperen una actualización, no esperen nada-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s