discriminación, raza y pena de muerte

Amador en el piso 8 del Museo de la Nación (Hall del despacho del Ministro de Cultura)-
Amador en el piso 8 del Museo de la Nación (Hall del despacho del Ministro de Cultura)-

Sigue un textito de ahora (16 de Septiembre de 2011), aparecido en The New York Times y traducido por el amigo Roberto Saba.
Uno mira a los States y suele pensar en los padres fundadores, en la democracia, en las libertades civiles. Algunos se entusiasman más con the american way of life, Disney o Mc Hammer. Pocos alucinan afroamericanos quemados, homosexuales perseguidos y atacados (pienso en Bowers v. Hardwick, y más recientemente -1998-2003- en Lawrence v. Texas), entre varias otras que distan mucho de la fantasía que nos venden desde el norte con gran entusiasmo y que consumimos de modo acrítico, irreflexivo.
Ocurre que a veces,uno debe mirar con más detalle no solo ver el hueso que le ponen al frente. Ocurre también que la desigualdad es moneda de cambio, pero todos venimos muy ocupados como para hacer algo al respecto.

Editorial: Estado de Ejecución

Después de declarar el “estado de ejecución de Duane Buck a sólo horas de ser ejecutado en Texas el Jueves, la Corte Suprema debe ahora revisar el caso o, por lo menos, ordenar que un tribunal federal inferior considere el pedido del Sr. Buck de una nueva audiencia antes de decidir su sentencia. El Tribunal no puede permitir que tenga lugar una terrible injusticia.

 

El Sr. Buck, un Afro-Americano, fue condenado a muerte en 1997. En la etapa de sentencia de su juicio, un psicólogo que participaba como perito experto dijo que “sí” cuando se le pregunto si “el factor raza, negra”, icrementaba las chances de que el Sr. Buck pudiera llevar a cabo de nuevo una conducta peligrosa.

En Texas, esta es una pregunta clave: si si el estado no prueba “la peligrosidad futura” más alla de la duda razonable, no puede sentenciar al imputado a muerte. La fiscalía obtuvo la respuesta que quería y urgió al jurado a basar la decisión en ese testimonio. El jurado sentenció al Sr. Buck a muerte.

En el año 2000, el Senador John Cornyn, que era entonces el Jefe de los Abogados del estado de Texas, solicitó nuevas audiencias de sentencia en seis casos en los que se había condenado a muerte –incluuido el Sr. Buck- porque la raza de los imputados se había utilizado inapropiadamente como un factor relevante para obtener esa sentencia.

El Sr. Buck es el único de ese grupo al que no se le concedió una nueva audiencia. El Abogado de Distrito a cargo del caso del Sr. Buck reusó admitir que el uso de la raza fue un error constitucional que requería una nueva audiciencia. Cuando el caso llegó al juzgado federal, había un nuevo Jefe de Abogados del Estado de Texas, y éste se reusó a obedecer el juicio del Sr. Cornyn.

El claro racismo que tuvo lugar en el caso del Sr. Buck es una nueva prueba de que la pena de muerte es cruel e inusual porque es arbitraria y discriminatoria, además de bárbara, y debe ser abolida.

La traducción es mía (léase de Roberto). El original en inglés sigue abajo.

The New York Times

September 16, 2011
Stay of Execution

After granting a stay of execution to Duane Buck just hours before he was to be put to death in Texas on Thursday, the Supreme Court must now review the case or, at the very least, order a lower federal court to consider Mr. Buck’s plea for a new sentencing hearing. It cannot allow a terrible injustice to stand.

Mr. Buck, an African-American, was convicted of murder in 1997. At the sentencing phase of his trial, a psychologist who was an expert witness said “yes” when asked if “the race factor, black,” increased the chances that Mr. Buck would do something dangerous again.

In Texas, this is a pivotal question: if the state does not prove “future dangerousness” beyond a reasonable doubt, it cannot sentence a convict to death. The prosecution got the answer it wanted and urged the jury to rely on this testimony. The jury sentenced Mr. Buck to death.

In 2000, Senator John Cornyn, who was then the Texas attorney general, called for new sentencing hearings for six men given the death penalty — including Mr. Buck — because race was improperly used as a factor in their sentencing.

Mr. Buck is the only one who has not been granted a new sentencing hearing. The state district attorney in charge in Mr. Buck’s case refused to admit that the use of race was a constitutional error that required a new hearing. By the time the case got to federal court, there was a new Texas attorney general who refused to abide by Mr. Cornyn’s judgment.

The gross racism in Mr. Buck’s case is proof again that the death penalty is cruel and unusual because it is arbitrary and discriminatory, as well as barbaric, and must be abolished.

Aquí un vídeo:  http://youtu.be/z-0o6QQzOnI

Un comentario en “discriminación, raza y pena de muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s