¿El miedo ha vencido a la esperanza?

Encuentro lamentable que quienes ayer celebraron al JNE por independiente e imparcial, ahora digan todo lo contrario, porque no les gusta el fallo.

1. Recuerdo que el miedo no vencería a la esperanza. Recuerdo la alegría cuando la tacha de Kouri, cuando la reincorporación de la enfermera Pacheco, etc. Recuerdo también a un Kouri sereno, a una Keiko tranquila. Básicamente el mismo JNE, pero entonces la esperanza hacía decir: VALIENTES.

2. Ayer, “Valiente don Hugo Sivina”, “valientes miembros del Pleno del JNE” [aquí el texto de La República: http://www.larepublica.pe/25-08-2010/miembros-del-jne-fallaron-en-defensa-de-los-ddhh]

3. Hoy, los amigos Zegarra, Glave y otros regidores FS, aparecen diciendo: todo mal, muy mal. Son malos, malos, muy malos, etc. No se desarrollan muchos argumentos, porque lamentablemente no los hay. Dicen que el tema tendría norte en Cortes Internacionales y que para allá irían, sacan una foto de Sibina (sic) con Medrano, me parece, y el “doc” [no aparece el contexto, si alguien lo conoce, avise], y bueno, hacen lo que don Henry Pease decía es: el derecho al pataleo.

El miedo ha vencido a la esperanza.

 

Imagen

pd.- Muchos amigos no quieren entender que el JNE no hecho mal, ni se ha tornado en mafia de la noche a la mañana, ni es responsable del “éxito” de la revocatoria. El JNE ha dado sentido y actuado como corresponde frente al error cometido por Reniec. Pero tampoco ha sido Reniec la responsable [del todo], pues las firmas que ha validado no son falsas. Quedan entonces, Marco Tulio y la gente, los más de 400 mil limeños que firmaron [esas firmas existen, verdad?]. Lo dejo aquí, porque pienso que se hacen una idea de para donde va la cosa. De cualquier forma, recomiendo leer las resoluciones del caso. Me impacta sí, que siendo Hugo Sivina presidente por 5 años del JNE, y estando a menos de 15 días de irse de la institución, HOY se diga lo que se dice. Lamento ello profundamente [no porque sea cierto, que no lo es, sino por que nos muestra una clase política que se decía nueva y una prensa que parecía haber aprendido de sus errores, troprenzando con la misma piedra, aquella que era moneda corriente en las mejores horas del fujimorato, de “Vamos Vecino” y el diario “El tío”, “El Chino”, “La chuchi”, etc.].

Que el miedo no venza a la esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s